viernes, 26 de enero de 2018

Una noche inolvidable

Temblando de emoción te acercaste para entregarte a mí
Yo no supe que decir, emocionado solo te pude contemplar
Observé tu desnudez e impresionado esperé acercarme a ti 
Y así, sin cruzar palabra alguna, nos empezamos a besar

Besé tus labios, besé tu cuello y todo tu cuerpo con pasión
Dimos rienda suelta a los deseos y las caricias no faltaron
Nuestros cuerpos desnudos se aproximaron ya sin condición
Acabó la espera, llegó el momento nuestros sueños se cumplieron

De tus lindos ojos brotaron algunas lágrimas de amor
Te entregaste a mí sonriente, feliz y con gran ilusión
Yo recorrí tu cuerpo palmo a palmo y sin ningún pudor
Fue una noche inolvidable, fue una noche llena de pasión.

Desde entonces vida mía, nuestro amor es más hermoso
Cada noche yo recuerdo, como fue que te entregaste a mí
No podré olvidar ese instante, pues fue algo maravilloso

Te observaba, tu temblabas y yo esperando acercarme a ti.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Nuestra entrega

Entre el calor de los abrazos y el chasquido de los besos,
Poco a poco y lentamente, nuestros cuerpos se desnudan…
Se despojan de candores y descubren sus lujurias escondidas.

Las caricias más ardientes y la inquietud de nuestras manos
Nos conducen con urgencia, a la entrega total sin condiciones...
Las palabras no se escuchan, son más fuertes los deseos.

Los suspiros menudean, la pasión se desborda enloquecida,
Serás mía, seré tuyo. Haremos realidad todos los sueños…
Gozaremos al amarnos, sentiremos el placer de nuestra entrega.

Haremos del amor algo divino, verdaderamente inolvidable,
Piel con piel nos fundiremos, hasta sentirnos uno solo
Y al calor de la pasión, te diré al oído cuanto te quiero.



Nostalgia

Añoranza de momentos vividos
Palabras extraviadas al viento
Ilusiones y sueños postergados
Besos sofocados sin aliento

Recuerdos indelebles del pasado
Abrazos y caricias escondidas
Entrega de amor extenuado
Deseos y pasiones reprimidas

Mirada ajena que relega
Esperanza fallida y callada
Desconsuelo que no acaba
Ambición ufana y concluida

Espera doliente y constante
Letargo de sueños rechazados
Emociones sofocadas por siempre

Silencio de amantes confundidos

sábado, 2 de diciembre de 2017

Tú conmigo y yo contigo

Siempre vi en tus ojos dos luceros que al no verme me entristecen.
Eres tu cariño mío, ese ángel que me incita y me llena de ilusión.
Tus caricias, tus palabras, tus sonrisas, todas juntas me enloquecen.
Es tu cuerpo, es tu piel, son tus besos que me llenan de pasión.

Eres mía, yo soy tuyo. El destino nos unió, somos dos enamorados.
Que más quieres vida mía, soy feliz de estar contigo y tú conmigo.
No hay mañana sin tu amor y no lo habrá si vivimos separados.
Siempre juntos y felices, nunca tristes. Tú conmigo y yo contigo.


Mi caminar

En el tiempo transcurrido yo me dije. ¡Todo lo tengo!
Lo que pasa es que siempre caminé, no paré de caminar.
Sin embargo, las cosas han cambiado, ¡Nada tengo!
Simplemente no proseguí, me detuve a descansar.

¿Qué me falta?, ¿Qué requiero para seguir?
No lo sé, me perdí. Mi camino yo extravié.
Solo tu cariño logrará encausar mi devenir.
No me dejes descansar y mi camino encontraré.

Así fue desde un principio, tú impulsaste mi existir.
Lo reconozco, me haces falta, dime como regresar.
Empezaré otra vez y podré recuperar nuestro vivir.

No descansaré, no me detendré. Seguiré mi caminar.

viernes, 14 de julio de 2017

“Ser y tener”

Quiero ser el sol para iluminarte 
y brisa para refrescarte.
Ser la luz y poder guiarte 
y ser tu sombra para seguirte.
Quiero tener valor para buscarte 
y amor al encontrarte.
Tuvieras frío para abrigarte 
y tener calor para calentarte.
Quiero ser el viento para cantarte 
y la luna para cobijarte.
Ser el fuego para encenderte 
y ser el agua para calmarte.
Quiero tener alas para alcanzarte 
y calma al encontrarte.
Tener fuerzas para complacerte 
y suavidad para quererte.
Quiero ser ola para mecerte 
y tú la espuma para llevarte.
Ser tu súbdito para adorarte 
y tú mi reina para coronarte.

viernes, 23 de junio de 2017

Por una buena amistad somos capaces de hacer cosas increíbles, peleamos, lloramos, reímos y cuando la sabemos nuestra la defendemos a capa y espada. Pero también, una amistad nos puede provocar entre otras cosas, envidias, celos, coraje y hasta enfrentamientos. En algunas ocasiones, cuando la amistad es sincera, esta nos lleva invariablemente a sentir amor ya que generalmente así es como da inicio el aparentemente fácil proceso del enamoramiento entre dos personas. Aunque dicho sea de paso quien lo haya vivido, estará de acuerdo que no siempre es así. Es un proceso harto difícil y muchos de nosotros aun intentándolo, nos quedamos solo en eso, en el intento y si se trata de la amistad entre dos seres de sexos opuestos, ni se diga, pues los sentimientos que intervienen son tantos y tan diversos que sin darnos cuenta, lo que empieza como una amistad cambia de un momento a otro y puede convertirse en un gran amor; pero también de la misma manera, el amor puede desaparecer y hasta la amistad se puede perder. El amor que nace entre dos personas es tan complejo como la vida misma. Muchas veces muy sencillo, otras nosotros nos encargamos de hacerlo demasiado complicado; pero de lo que sí estoy seguro, es que es uno entre los muchos y variados sentimientos del ser humano, que más pasiones a despertado a través de los tiempos. Y la amistad, como ya lo expresé es el inicio del amor, lo que pasa es que no siempre reconocemos o sabemos reconocer la verdadera amistad; así que en su en búsqueda, cometemos muchos errores y hasta injusticias, pues quizá no la sabemos apreciar en su momento y menos sabemos si aquel que nos la brinda, es ese alguien a quien nosotros debemos corresponderle de la misma manera y desinteresadamente.

  “Reconocer la amistad es dar un paso adelante para poder dar y recibir amor. Reconocer a quien nos la brinda, es caminar seguro hacia la felicidad que todos buscamos”

El amor hay que demostrarlo, el amor hay que expresarlo, el amor no se calla, el amor se disfruta; solo así es posible recibir amor como respuesta. El amor es cosa de dos, del que da y del que recibe, debe ser reciproco, eso jamás lo debemos olvidar, no importa si el amor es entre hermanos, entre amigos o compañeros, y más si se da entre dos enamorados. Solo dando amor, podremos recibir amor y solo así podremos disfrutar del amor.